Nuevo Acabado Bronce Dorado
Baños electrolíticos en Níquel, Cromo, Oro

Contamos dentro de la propia empresa con una amplia sección  para el Tratamiento de superficies, consistente en una Planta Galvánica a Tambor de más de 70 posiciones con la que ofrecemos un abanico de más de 25 acabados superficiales diferentes.

Así mismo hemos complementado nuestra sección de acabados electrolíticos con una nueva Planta Galvanica a Bastidor que con sus más de 74 posiciones ofrece una gama de acabados de alta calidad (Níquel, Cromo, Oro) tanto en brillo con en satinado.

En ambos casos se trata de instalaciones automáticas para la aplicación de recubrimientos electrolíticos, tales como Níquel, Oro, Cromo, Cobre, Latón, etc.…, las cuales nos permiten tratar diariamente una gran cantidad de trabajos, tanto a tambor como a bastidor.

Disponemos de distintos tipos de baños electrolíticos, como son los tratamientos de los denominados “Nikel Free”, es decir, exentos de Níquel, muy demandados en sectores relacionados con el textil y el calzado, ya que en estos sectores está limitada la utilización de metales de este tipo. Igualmente ofrecemos a nuestros clientes tratamientos exentos de Plomo para que puedan cumplir con las cada vez más exigentes normas internacionales.

Como no podría ser de otra manera todas las aguas utilizadas en esta sección son debidamente depuradas mediante un completo proceso físico-químico que nos permite cumplir con las restrictivas ordenanzas de vertidos al alcantarillado público. Igualmente todos los residuos generados son entregados a gestores autorizados en cumplimiento de la legislación medioambiental en este sentido.

Baños electrolíticos de piezas con Níquel Microporoso

Se ofrece la posibilidad de aplicar a las piezas acabados con “Níquel Microporoso” , especialmente destinadas a sectores muy exigentes en cuanto a la resistencia a la corrosión, como puede ser el sector del Automóvil, así como otros que necesiten que sus piezas tengan un muy buen comportamiento en ambientes altamente corrosivos.

Ello, unido a la aplicación de una capa debidamente dimensionada de Cromo, confiere a las piezas tratadas una magnífica resistencia a los agentes meteorológicos adversos que afectan a las piezas en su destino final.

Acabados, Niquel, Cromo, Oro

Contamos dentro de la propia empresa una amplia sección  para el Tratamiento de superficies, consistente en una Planta Galvánica a Tambor de más de 70 posiciones con la que ofrecemos un abanico de más de 25 acabados superficiales diferentes.

Así mismo hemos complementado nuestra sección de acabados electrolíticos con una nueva Planta Galvanica a Bastidor que con sus más de 74 posiciones ofrece una gama de acabados de alta calidad (Níquel, Cromo, Oro) tanto en brillo con en satinado.

En ambos casos se trata de instalaciones completamente automatizadas, las cuales nos permiten tratar diariamente una gran cantidad de trabajos, tanto a tambor como a bastidor.

Disponemos de tratamientos de los denominados “Nikel Free”, es decir, exentos de Níquel, muy demandados en sectores relacionados con el textil y el calzado, ya que en estos sectores está limitada la utilización de metales de este tipo. Igualmente ofrecemos a nuestros clientes tratamientos exentos de Plomo para que puedan cumplir con las cada vez más exigentes normas internacionales.

Como no podría ser de otra manera todas las aguas utilizadas en esta sección son debidamente depuradas mediante un completo proceso físico-químico que nos permite cumplir con las restrictivas ordenanzas de vertidos al alcantarillado público. Igualmente todos los residuos generados son entregados a gestores autorizados en cumplimiento de la legislación medioambiental en este sentido.

Acabados de piezas con Níquel Microporoso

Se ofrece la posibilidad de aplicar a las piezas acabados con “Níquel Microporoso” , especialmente destinadas a sectores muy exigentes en cuanto a la resistencia a la corrosión, como puede ser el sector del Automóvil, así como otros que necesiten que sus piezas tengan un muy buen comportamiento en ambientes altamente corrosivos.
Ello, unido a la aplicación de una capa debidamente dimensionada de Cromo, confiere a las piezas tratadas una magnífica resistencia a los agentes meteorológicos adversos que afectan a las piezas en su destino final.